viernes, 7 de julio de 2017

Y llegaste tu...

Erase una vez en un país grandioso, lleno de cultura y de colores, una ciudad rodeada de cerros y parajes desérticos, en un hospital, en un piso de maternidad, siendo un día 27 de Junio del año 1970 y tantos. Nuestra historia comienza como cualquier historia mas en esta vida, sin sobresaltos ni giros inesperados simplemente la rutina de un día mas en ese hospital.


Ella (la llamaremos mi madre)


Tengo dos bendiciones, llega la 3era, aun no se si es niña o niño, ya empiezan cada vez mas frecuentes las contracciones, es tiempo de ir al hospital.


Ella en el hospital
Che Doctor, dice que aun me falta unas horas mas pero que ya no salgo del hospital si no es con mi bendición en brazos, bueno seguiré caminando hasta que llegue el momento.


De pronto se detiene, un cólico repentino, se va al sanitario... y entonces escucha algo caer, voltea, mira asombrada y se pregunta y eso? es la placenta?


Yo (la niña mas afortunada de este mundo)


Ok ya naciste ahora que pasa, les daré algunas opciones y ustedes me dicen cual creen que fue lo acontecido


1.- Tu madre mira asombrada el inodoro y piensa que es eso? Mientras con un palo lo mueve para ver si esta vivo, mientras se pregunta le bajo o no le bajo.


2.- Tu madre mira asombrada el inodoro y piensa pues que fregados comí


3.- Tu madre mira asombrada el inodoro y piensa, ya me estoy muriendo, avente el hígado


4.- Tu madre reacciona a la velocidad de la luz, te levanta del sanitario y empieza a pedir ayuda, los médicos y enfermeras, el tumulto, las otras madres al punto del desmayo y asombradas.




Les debía la historia de mi nacimiento, algunas veces me comentan como puedes platicar eso y digo por que no platicarlo, no cualquiera puede decir mi nacimiento fue distinto al resto de los mortales, siempre he dicho que soy diferente y soy única, a estas alturas de mi vida quien me conoce puede constatarlo.


Para quienes creían que no me atrevería a contarlo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mañana volveremos #Mexicocreoenti

Hoy no hay sonrisa, hoy hay angustia, esa angustia que sientes que te desgarra el alma, si ya era caótico cuando pensábamos en tanta gente a...